EL sistema de votación

RECUERDA

  • ELIGE BIEN A QUIENES SELECCIONAS PRIMERO
  • EMPIEZA A VOTAR POR EL FINAL DE LA LISTA
Si te interesa que la gente vote con propiedad, por favor, difunde.

Esta es la versión del sistema Desborda que se va a usar para las primarias de Podemos al Congreso y Senado:

"Las listas no tienen ninguna implicación matemática en el sistema, sino meramente informativa sobre aquellas personas que van juntas compartiendo proyecto.

Las listas están desbloqueadas y el voto es preferencial, de manera que se pueden votar personas de listas diferentes o de la lista blanca en cualquier orden, asignándoseles a los que se votan primero más puntos que a los que se votan al final.

Luego cada candidatura tiene una puntuación total (independientemente de la lista en que vaya) que depende exclusivamente de los votos recibidos en cada posición. Por ejemplo, si te votan 4 veces en primera posición, tendrás más puntos que alguien que reciba 10 votos en última posición para la lista al Congreso (aquí ya entran las matemáticas de DesBorda). No hay porcentaje mínimo de puntos que garantice puestos a una lista."

No nos están preguntando, realmente, por nuestro 100 titular. El sistema lo impide. Eso quiere decir que debemos pararnos a pensar, no solo quién nos gusta más, sino a quién queremos darle una oportunidad de salir, teniendo en cuenta la gran seguridad de que nuestros favoritos más mediáticos van a tener miles de votos asegurados, porque para muchos serán la primera opción de voto;

esta primera opción de voto, insisto, no vale un punto, como la opción 15 o la 70; vale muchísimos más.

Si hay candidatas o candidatos que te gustaría ver en un puesto 20 o 30, no los marques en el puesto 20 o 30, porque entonces no saldrán nunca. Si hay alguien en quien confías para que esté en un puesto medio de la lista, lo mejor será que le des tu máxima puntuación y lo selecciones en primer lugar sobre todo si se encuentra al final de la lista. No es que lo diga yo, es que lo dice el Desborda.

A 16 de Diciembre podemos verificar como el orden en el que aparecen los candidatos en las listas no es aleatorio, lo cual según lo explicado anteriormente beneficia claramente a los candidatos que ocupen los primeros puestos en el listado.